Sentido y sensibilidad (Austen, Jane)

Regreso a mi colección de clásicos con esta maravilla de Austen.

libro_1321954034.jpg

Me lo leí hace algunos meses, pero después de ver la película el otro día, me entraron ganas de reseñarlo. Aquí está:

Título: Sentido y sensibilidad.

Autor: Jane Austen

Editorial: Debolsillo

Número de páginas: 376

Valoración: ♥♥♥  (La película es un soprendente 4/5)

 


Sinopsis de la editorial:

Sus protagonistas las jóvenes hermanas Dashwood, quienes, desde caracteres contrapuestos, comparten el mismo afán por la búsqueda de la felicidad. Elinor, tranquila y paciente, confía en salvar con su discreción los obstáculos que impiden su relación con Edward Ferrars. Impetuosa y extravertida, Marianne, por el contrario, no duda en dejarse conquistar por el seductor Willoughby.


giphy (5)
Soy fan incondicional de Austen, pero Sentido y Sensibilidad no es mi novela favorita. Sin embargo, de las adaptaciones cinematográficas de sus novelas, esta es mi preferida.
Pero hablemos del libro:
Situémonos a principios del XIX, en Sussex. La novela abre con la muerte del señor Dashwood, dejando viuda a su mujer. Sin embargo, el señor Dashwood decide dejar toda su herencia a su hijo mayor, fruto de su primer matrimonio, y no a su mujer e hijas. Solo le redime su insistencia en que su hijo se ocupe de su madrastra y hermanas, para que no les falte de nada.
Las hermanas en cuestión tienen 19, 17 y 13 años. Dos de ellas, Marianne y Elinor, están edad de casarse… ¿os suena? Orgullo y Prejucio, es más de lo mismo.
Tanto ellas como su madre tienen que vivir a merced de la solidaridad de su hermano y en especial su nuera, Fanny, que pretende asegurarse de que no sobre ni un céntimo de la herencia para ellas. Tanto es así, que las hermanas tienen que dejar su casa, Nordland Park y mudarse con su madre a Batton Cottage, parte de la propiedad de John Middleton y su esposa. Estos últimos son los tíos de la familia, y se convierten en el puente que conecta la familia Dashwood con la vida en sociedad de época.
Para las Dashwood, mudarse supone perder el respeto y admiración del resto de la sociedad. De pronto, se ven huérfanas del apoyo económico que siempre habían tenido y al que viven acostumbradas.
Sin embargo, antes de irse, las hermanas conocen a Edward Ferrars, el hermano de la nuera. Sí, lo sé… os habéis perdido. Aquí tenéis un árbol genealógico, que nunca viene mal:
fd2.jpg
En Nordland Park se inicia el primer nudo amoroso de la historia, cuando Elinor Dashwood se enamora de Edward Ferrars. La relación de ambos es muy bonita desde el principio, aunque como es propio de Austen, bastante empalagosa. El pastel se hace más pegajoso cuando las hermanas dejan el condado de Sussex, y Elinor y Edward tienen que separarse.
Sorprendentemente, es en su estancia en Batton Cottage cuando las hermanas entablan amistades y relaciones con personas de todas las clases. Destacó aquí al coronel Brandon y al señor Willoughby. El primero se enamora de Marianne, mientras que ella se enamora del segundo.
Si Nordland Park es el encuadre amoroso de Elinor, Devonshire es el de Marianne… allí se desarrollan las intrigas que van más allá de lo romántico, lo que le da más fondo a la historia.
También en Batton Cottage se revelan las diferencias entre Elinor y Marianne, las protagonistas de la historia. Las hermanas son polos opuestos pero como personajes, se complementan a la perfección. Nada más conocer al señor Willoughby, Marianne se convence de que ha conocido al amor de su vida y se entrega a la pasión y a los sentimientos. Mientras tanto, Elinor evita demostrar cuánto echa de menos a Edward…  Elinor es reservada y prudente, Marianne es expresiva y apasionada. Sensatez y Sentimientos. Sentido y Sensibilidad.
Bienvenidos a una historia de altibajos, secretos, venganzas, admiración, amor y desengaño. Es la vida de dos hermanas que saben que tienen que buscar un marido bien situado económicamente, pero que también se ven influenciadas por el amor.
Sí, es tan cursi como suena. Pero eso no quita que sea entrañable.
A pesar de ser una historia romántica, en el que ambas Marianne y Elinor viven situaciones muy parecidas, lo interesante está en el contraste de personajes. Sus diálogos son la evidencia de este contrapunto que le da tanto juego a la historia, y muestran el desarrollo psicológico de ambas hermanas a lo largo de la historia. Me encanta que ambas se necesitan mutuamente para poder ser felices a pesar de las dificultades, y para poder enfrentarse a las adversidades, necesitan el apoyo de la otra.
Otro punto fuerte es el análisis de la época y sus costumbres, que ya vimos en Orgullo y Prejuicio. Cabe destacar que Sentido y Sensibilidad es anterior a Orgullo y Prejuicio, y para mí, una especie de ensayo y preparación. Lo vemos en el contraste de personaje, en el paralelismo de los títulos, en el contexto de la historia… Por ello, creo que no es de extrañar que Orgullo y Prejuicio sea mejor que Sentido y Sensibilidad. En mi opinión, Austen no terminó de desarrollar las ideas en las que se basan sus historias hasta la publicación de Orgullo y Prejuicio. Es en esta donde es realmente posible sumergirse en la sociedad de la época y entender el rol de la mujer.
Con esto no quiero decir que Sentido y Sensibilidad se quede atrás. Austen deja muy claro hasta qué punto predominaba la desigualdad en la sociedad. Muchas de las protagonistas de la novela empiezan a ser lo que hoy en día llamamos feministas. Hablo de Elinor, pero sobretodo de Margaret, la hermana pequeña – a la que apenas se suele dar importancia. Creo que es uno de los personajes que más frescura y personalidad da al libro.
Elinor también es un personaje molón, así como el coronel Brandon, que le da un punto de suspense y misterio a la historia… Edward Ferrars es entrañable, pero algo soso… le falta iniciativa. También me gustó como Austen desarrolla el personaje de Willoughby, haciéndole el protagonista del principal giro de la historia. Sin embargo, como personaje es odioso.
En general, nos encontramos con un libro en el que ningún personaje es especialmente ‘querible’, quizás a excepción de Margaret. Desde luego, fans de Darcy, os vais a quedar con las ganas…
También me faltó una conclusión. A diferencia de la película, el libro no especifica qué triunfa, el sentido o la sensibilidad…. Hasta aquí puedo leer, vais a tener que leerlo para saber más.
¿Lo mejor? El amor incondicional del coronel, el personaje de Willoughby y su trama. ¡Ah, y el discurso final de Elinor!
¿Lo peor? Esos pasajes empalagosísimos en el que se pierde el carácter feminista de Austen, y las protagonistas se vuelven sumisas e insoportables.
giphy (6).gif

En definitiva, Sentido y Sensibilidad es simplemente una novela bonita, que sorprendentemente palidece en comparación con la película. Es una de esas películas que te hacen sentir feliz, que terminas con una sonrisa. Además, los personajes ganan muchísimo gracias al reparto: Kate Winslet, Alan Rickman, Hugh Grant, Emma Thompson…  Con Hugh Grant como Edward Ferrars, una puede llegar a entender qué es lo que Elinor ve en él.

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Sentido y sensibilidad (Austen, Jane)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.