El túnel (Sábato, Ernesto)

Después de mucho, mucho tiempo… volvemos con un libro ‘dostoyevskiano’ allí donde los haya: El túnel. Es una novela existencialista que me recuerda a muchos de mis libros favoritos. ¡Bienvenidos de nuevo!

tunel_svetlo3.jpg

Título: El túnel.

Autor: Ernesto Sábato

Editorial: Cátedra

Número de páginas: 168

Valoración: ♥♥♥♥


Sinopsis oficial de la editorial Cátedra:

«El túnel» (1948), del argentino Ernesto Sábato, es una de las grandes novelas sudamericanas de este siglo, cuyos ecos recogieron pronto en Europa Graham Greene y Camus. El relato, montado con los recursos de la novela policial, desarrolla un personaje que revela su psicología introspectiva e impone al lector un análisis de la desesperanza. El protagonista, Juan Pablo Castel, persigue inútilmente lo inalcanzable, que no es sino el regreso a la infancia, simbolizada en la ventana de un cuadro, motivo reiterado largamente en la narración.>

Opinión:
El Túnel es una mezcla entre Crimen y Castigo, El Extranjero y Ripley de Patricia Highsmith. Todo junto. Existencialista y muy, muy pesimista.
Creo haber leído en alguna parte que es la primera novela que escribió el autor – y fue publicada en 1948.

Juan Pablo Castel, nuestro protagonista, es un pintor en prisión por el asesinato de María Iribarne, su amante. Durante su estancia en prisión, Jaun Pablo rememora los hechos que le llevaron hasta allí, de cómo perdió el control y se convirtió en un hombre irracional e insensato. Todo empieza por una mujer, y en cierto modo, todo termina con una mujer – así que la narración es una especie de círculo en el que el protagonista explica cómo ha llegado a cometer el asesinato de la única persona que realmente le entendía.

No, chicos, no es un spoiler. Es la primera frase del libro:
“Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne.”
Hasta cierto punto, fue esta primera frase lo que me llevó a seguir leyendo. Desde el principio tuve curiosidad por saber por qué y cómo había matado un pnto a esta mujer. El principio, en cierto modo, también es el final, porque desde el inicio se nos desvela como va a acabar la novela. Sabemos que es una historia de amor que termina como tragedia – gracias a los celos, la inseguridad y el egoísmo del personaje. Entre medias, los lectores somos testigos del desmoronamiento interno del personaje – y cada uno de sus actos es el resultado de una batalla interior que se nos transmite a través de sus pensamientos.
Es una novela que see lee muy rápido, considerada uno de los clásicos de la literatura contemporánea sudamericana. Me recordó a El Extranjero, porque al igual que Camus, Sábato escribe un relato que es corto, directo al grano y a ratos escalofriante. Ambos libros comparten el fondo psicológico retorcido que tanto me impresionó en el Extranjero y que ha vuelto a hacerlo ahora. Sin embargo, mientras que el protagonista de El Extranjero (Camus, Albert) era completamente amoral… el protagonista del Túnel no lo es… la verdad es que es bastante más complicado.
El túnel tiene muchísimo ritmo y va a más. Con esto quiero decir que la intriga va acumulándose a lo largo de la novela y culmina con un final realmente agobiante y tenso. Total, que es una novela psicológica muy bien llevada, que llega a desquiciar al lector en el buen sentido. Es breve, amarga e intensa. El estilo también me recuerda mucho al Extranjero, sobre todo por las pausas que simplifican y ralentizan el relato. Está muy, muy bien escrito – y eso me sorprendió para bien porque sinceramente, no me lo esperaba. ¿Pero quién soy yo para juzgar? En la propia novela, el protagonista hace una reflexión sobre los críticos:
“LOS CRÍTICOS. Es una plaga que nunca pude entender. Si yo fuera un gran cirujano y un señor que jamás ha manejado un bisturí, ni es médico ni ha entablillado la pata a un gato, viniera a explicarme los errores de mi operación, ¿qué se pensaría? Lo mismo pasa con la pintura. Lo singular es que la gente no advierte que es lo mismo y aunque se ría de las pretensiones del crítico de cirugía, escucha con un increíble respeto a esos charlatanes. Se podría escuchar con cierto respeto los juicios de un crítico que alguna vez haya pintado, aunque más no fuera que telas mediocres. Pero aun en ese caso sería absurdo, pues ¿cómo puede encontrarse razonable que un pintor mediocre dé consejos a uno bueno?”
En otras palabras, El Túnel es un relato interno narrado en primera persona, donde el protagonista intentar hallar respuestas a sus preguntas sin éxito.
¿El personaje preincipal? Más raro imposible. Ante todo, es intenso. Su personalidad se va revelando a medida que avanza el relato, transformándose con el lenguaje de un personaje más racional a un ser delirante y completamente irracional que se deja llevar por los celos y la pasión a su lado más oscuro. En ese sentido, me recuerda mucho más a Tom Ripley o a Raskólnikov – porque comparten un sentido emocional complejo y psicótico.
Se trata de un pintor atormentado, desquiciado, introvertido, rencoroso, inseguro, solitario y lleno de dudas existenciales. Su personaje es bastante deprimente, pero la caracterización que se hace de él me pareció impecable:

“Mi cabeza es un laberinto oscuro”.

Creo que es un personaje tremendamente obsesivo – y esto se ve claramente a través de su ‘amor’ hacia María, la mujer a la que asesina. Conoce a María en su propia exposición, donde exhibe un cuadro que ella se queda mirando – y Juan Pablo asume que ella es capaz de entender los detalles más profundos e importantes de su obra, algo que nadie más es capaz de comprender. Juan Pablo ve a María mirar un pequeño detalle de su cuadro y se enciende su profunda obsesión, comienza buscándola por toda la ciudad y fantasea con la posibilidad de conocerla. Esta primera parte me pareció algo surrealista, y no completamente creíble. Afortunadamente, no conseguí desengancharme, porque la trama mejora a medida que pasan las páginas.

Juan Pablo la encuentra por casualidad y a partir de este momento empieza una relación de lo más extraña, ya que nunca se sabe exactamente si son amantes, amigos, pareja o desconocidos. La confusión viene del amor impulsivo que transmite el protagonista, cegado por la pasión y la obsesión, aunque también por el pesimismo. Sin embargo, lo que llena el relato de misterio es la falta de sentimientos de María. Con esto no quiero decir que no los tenga, si no que en ningún momento conoce el lector estos sentimientos – por lo que nunca se sabe exactamente qué pasa por la cabeza del personaje principal femenino, ni tampoco sus motivaciones. no sabemos nada de su vida personal, a extepción de algunas pinceladas y pistas que nos sugiere el propio protagonista. Pero estas insinuaciones, lejos de aclarar nada, envuelven a María en un aire de misterio. En mi opinión, esto es lo mejor del relato – ya que se consigue construir una estructura intrigante y psicológica mucho más centrada en Juan Pablo que en su amante. Es decir, más suspense.

No suelo releer los libros, y sin embargo, esta es una novela que no me importaría volver a leer en unos meses. Eso ya dice mucho. Ante todo creo que merece la pena leerla – aunque sólo sea una vez – para adentrarse en el pensamiento pesimista y existencialista que transmite. Meterse en la mente de un asesino es una de esas cosas que sólo la lieratura nos permite hacer, y a pesar de lo mal que pueda sonar, a mí me encanta. Me encanta porque me permite experimentar cosas que nunca entendería en la vida real – y creo que en esto precisamente consiste leer. Desde luego, merece la pena leer El Túnel, aunque solo sea para pasar una tarde de reflexión.

Y por cierto, compis de lectura, ¡feliz vuelta de Semana Santa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.