Buenos días, tristeza (Sagan, Françoise)

 

Resultado de imagen de buenos dias tristeza sagan

Título: Bonjour, Tristesse.

Autor: Françoise Sagan.

Editorial: Tusquets editores.

Número de páginas: 184.

Valoración: ♥♥♥♥♥

Cómpralo aquí.


Resumen oficial de la editorial: 

En una hermosa mansión a orillas del Mediterráneo, Cécile, una joven de diecisiete años, y su padre, viudo y cuarentón, pero alegre, frívolo y seductor como nadie, amante de las relaciones amorosas breves y sin consecuencias, viven felices, despreocupados, entregados a la vida fácil y placentera. No necesitan a nadie más, se bastan a si mismos en una ociosa y disipada independencia basada en la complicidad y el respeto mutuo. Un día, la visita de Anne, una mujer inteligente, culta y serena, viene a perturbar aquel delicioso desorden. A la sombra del pinar que rodea la casa y filtra el sol abrasador del verano, un juego cruel se prepara. ¿Cómo alejar la amenaza que se cierne sobre la extraña pero armónica relación de Cécile con su padre ? A partir del momento en que Anne, que había sido amiga de su madre, intenta adueñarse de la situación, Cécile librará con ella, con el perverso maquiavelismo de una adolescente, una lucha implacable que, a pesar suyo, erosionará su vida y la conducirá lentamente al encuentro de la tristeza.


Opinión personal:

Resultado de imagen de françoise saganEmpiezo mis vacaciones de Navidad con una maratón de lecturas. La segunda reseña, después de Home Fire es ‘Buenos días, tristeza’. Se trata de una pequeña novela, un cruce entre el Gran Gatsby, Suave es la noche y las Amistades Peligrosas. Se lee muy rápido, y además la historia te envuelve completamente, por lo que es muy fácil evadirse y perderse en la propia historia. A mí, me ha encantado. Os cuento todo sobre ella:

Bonjour Tristesse fue escrita por Françoise Sagan cuando solo tenía 19 años, e inmediatamente le catapultó a la fama. Es la historia de Cécile, una joven completamente amoral (un poco como el protagonista de El Extranjero) y su amor de verano. En tan solo 180 páginas, Sagan nos sumerge en el mundo de lujo y placeres de la Riviera francesa, donde Cécile y su padre viudo están pasando las vacaciones. El padre de Cécile, Raymond, es un auténtico mujeriego, como veremos a lo largo del libro. No obstante, al comienzo de la novela todo parece indicar lo contrario, puesto que en estas vacaciones en la Riviera le acompaña su novia Elsa. Mientras tanto, Cécile está experimentando con sus propios sentimientos, al entablar una relación con un joven de la zona – Cyril.

Todas la tranquilidad de las vacaciones se ve interrumpida con la llegada de Anna, una vieja amiga de su padre. Anna es una invitada, pero evidentemente llega para quedarse. Anna es una figura que Cécile odia y admira a la vez, pero le obliga a acabar su romance con Cyril nada más llegar a la casa de vacaciones. La incita a quedarse en casa, a estudiar y hacer sus tareas en lugar de salir a disfrutar con su amor de verano… Todo esto, en tanto que seduce al padre de Cécile, y ambos deciden casarse.  Para impedirlo, Cécile ingenia un plan que implica a Elsa y a Cyril. Ambos deben fingir enamorarse para causar celos en el padre de Cécile… y que este retome su relación con Elsa y deje a Anne.

Esta trama me recordó muchísimo a las Amistades Peligrosas, libro en el que un personaje manipula a otros dos para conseguir su objetivo. En este caso, el objetivo es infantil y retorcido… pero tanto el lector como Cécile saben que funcionará, debido al carácter celoso y enamoradizo de Raymond.

Y es que sabemos perfectamente cómo es cada personaje en menos de 100 páginas. Es impresionante la capacidad de la autora de ahondar en la personalidad de cada personaje tan rápidamente. Además, ningún personaje es perfecto; todos tienen faltas irremediables que los hacen aún más reales.

Cécile es una adolescente malcriada e impulsiva, que imita el carácter libertino de su padre y aspira a la libertad romántica y sexual. Es un personaje curioso, porque a pesar de apoyar el libertinaje, no soporta que su padre se enamore de Anna. Esto hace pensar que se opone al compromiso, porque va en contra de lo que su padre representa: la libertad, el amor pasajero e intermitente. Decide acabar con el compromiso con Anna, porque ella intenta arrebatarle a su padre y transformar su vida. No obstante, a medida que transcurre la novela, vamos descubriendo cómo evoluciona el personaje de Cécile. Después del gran final, bastante impactante (aunque también predecible), Cécile parece madurar de golpe, y darse cuenta de que su plan era perverso y retorcido.

Raymond, el padre, es mi personaje favorito, no por su personalidad… si no por cómo está descrito. Es un canalla de libro, un verdadero picaflor… pero a su vez, permite que Cécile disponga de una libertad envidiable que hace que crezca como persona. Cuando esta libertad desaparece, con la llegada de Anna, Cécile se vuelve en su contra… y es entonces cuando empieza a actuar de manera malvada. El padre deja de ser un ‘player‘, e inesperadamente decide casarse con Anna, la mujer de la que parece estar enamorado. Aparentemente, es un personaje tan amoral como su hija, pero esta impresión desaparece al final de la novela.

 

Resultado de imagen de bonjour tristesse

Anna es otro personaje que no deja indiferente. Es muy ‘madrastra mala’ que transforma radicalmente al padre y le vuelve en contra de su hija ‘buena’. Vamos, tipo Cenicienta. Aunque al principio parece estar rodeada de un aura de misterio, es uno de los personajes que más me ha decepcionado… porque es predecible. Es uno de esos personajes que me parece haber visto en otras historias, quizás por eso no me ha gustado tanto.

En cuanto a Elsa y Cyril… meh. Se me han quedado blanditos. Es cierto que tienen que ser personajes planos y poco complejos porque han de ser manipulables, pero Elsa y Cyril son como la pata coja del libro, los dos personajes a los que la autora ha prestado menor atención. Desde luego, me gustaría conocer su forma de ver la historia.

Soy consciente de que la trama parece un verdadero lío, pero os prometo que es menos complicada de lo que parece. No es una historia laberíntica y el tiempo es casi completamente lineal: todo él es un flashback para explicar la tristeza de la autora.

Es uno de esos libros para leer de una sentada y el estilo me ha encantado. Muy envolvente, te transporta a las Costa Azul e inmediatamente pareces conocer a los personajes principales.

Soy muy fan también de la película de Otto Preminger (ya sabéis que me encanta e cine clásico), así que la recomiendo 100%. Pero ya sabéis, el libro antes que la película. Eso siempre.

Resultado de imagen de bonjour tristesse film

Para despedirme, os dejo un poema precioso en el que se inspira el libro (traducción incluida). ¡Un beso, lectores!

“Adieu tristesse,
Bonjour tristesse.
Tu es inscrite dans les lignes du plafond.
Tu es inscrite dans les yeux que j’aime
Tu n’es pas tout à fait la misère,
Car les lèvres les plus pauvres te dénoncent
Par un sourire.
Bonjour tristesse.
Amour des corps aimables.
Puissance de l’amour
Dont l’amabilité surgit
Comme un monstre sans corps.
Tête désappointée.
Tristesse, beau visage.”
“Adieu Tristesse
Bonjour Tristesse
Farewell Sadness
Hello Sadness
You are inscribed in the lines on the ceiling
You are inscribed in the eyes that I love
You are not poverty absolutely
Since the poorest of lips denounce you
Ah with a smile
Bonjour Tristesse
Love of kind bodies
Power of love
From which kindness rises
Like a bodiless monster
Unattached head
Sadness beautiful face.”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.